¿Qué dice la Constitución CDMX sobre la salud sexual?

0
86

Este 4 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual, lo que implica libertad a un conjunto de acciones y decisiones en cada persona y la garantía de los gobiernos para hacerla valer.

En la Carta de Derechos contemplada en la Constitución de la Ciudad de México se garantiza la no discriminación por condiciones características sexuales, estado civil, orientación sexual, identidad o expresión de género, entre otros rasgos de las personas, según el artículo 4.

Se contempla además el derecho a la libre autodeterminación, el cual implica que cada persona puede decidir sobre su propia vida, como el hecho de si decide o no tener hijos y el número de éstos.

En el artículo 6 se garantizan los derechos sexuales, a decidir sobre la propia sexualidad, con quién compartirla, ejercer ésta libremente, sin discriminación, sin coerción o violencia.

La educación sexual forma parte de estos derechos, con el fin de que toda persona tenga derecho al acceso a servicios de salud integrales, con información científica, no estereotipada, diversa y laica.

Asimismo, se respeta la autonomía progresiva de niñas, niños y adolescentes.

Con respecto a las preferencias sexuales, la Carta Magna de la Ciudad de México protege los derechos de las personas homosexuales, bisexuales, transgénero, travesti, transexuales e intersexuales, con el objetivo de alcanzar y conservar una vida sin violencia ni discriminación.

Las familias formadas por parejas de personas de la diversidad sexual también tienen los mismos derechos que las parejas heterosexuales, y que convivan en el marco del matrimonio civil, estén en concubinato u otro tipo de unión civil.

Los constituyentes consideraron que las autoridades deben de establecer políticas públicas para eliminar conductas de discriminación por orientación sexual, preferencia sexual, identidad de género, expresión de género o características sexuales.

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó en 2010, reformas al Código Civil para permitir el matrimonio entre dos personas, sin importar su sexo.

En esta VII legislatura, se han aprobado leyes para garantizar la salud sexual de las mujeres y hombres, así como reforzar la calidad de los servicios de atención a personas con enfermedades sexualmente transmisibles.

Dejar un comentario