Primera Ley del Congreso de la CDMX

0
515

Con 60 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, los integrantes de la VII Legislatura aprobaron en Sesión Ordinaria la Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad de México, la segunda de las cinco leyes secundarias que mandata al órgano legislativo la Constitución de Política de la Ciudad de México.

Con el aval de esta ley, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal cierra sus puertas y a partir del 17 de  septiembre del 2018 se transformará en el primer  Congreso de la Ciudad de México con lo que se materializará en la entidad  una nueva forma de legislar, señaló el diputado Manuel Ballesteros presidente de la Comisión de Normatividad Legislativa, Estudios y Prácticas Parlamentarias quien fundamentó en tribuna el dictamen.

La Ley Orgánica del Congreso contiene 12 títulos y 56 capítulos con un total de 148 artículos que  regulan la forma, estructura, organización y procedimientos que se llevarán a cabo en el Congreso, mismo que funcionará en Pleno, Comisiones y Comités.

El documento señala que la integración del Congreso será de 66 diputados, 33 electos por el principio de mayoría relativa y 33 de representación proporcional, debiendo cumplir con el principio de paridad de género.

Asimismo establece que se contará con una presidencia rotativa que durará un año, tal y como sucede en la Junta de Coordinación Política.

“El día de hoy quienes integramos este órgano legislativo estamos haciendo y siendo parte de una nueva historia pues se materializa una nueva forma de legislar en la ciudad y a la vez estamos despidiendo a la que dejara de ser Asamblea Legislativa del Distrito Federal y transformará en el Congreso de la Ciudad de México”, señaló el diputado Ballesteros López quien aseguró el dictamen es resultado de las múltiples leyes que se han aprobado en el recinto legislativo de Donceles.

También complementó el dictamen es resultado de las iniciativas de las iniciativas que presentó él, así como el diputado Leonel Luna Estrada, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática; Ernesto Sánchez Rodríguez, integrante del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional; Carlos Alfonso Candelaria López, diputado independiente; José Encarnación Alfaro Cázares, integrante del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, así como  la diputada Vania Roxana Avila García, integrante del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano.

“Además con las diferentes propuestas y preocupaciones de las y los diputados y de los grupos parlamentarios de esta  Asamblea Legislativa, VII Legislatura, quienes logramos un dictamen de consenso”, aseveró.

El Congreso, complementó estará conformado por las unidades administrativas con las que actualmente cuenta y funciona la Asamblea Legislativa, como la Coordinación de Servicios Parlamentarios, Oficialía Mayor, Contraloría Interna, Tesorería, Instituto de Investigaciones Legislativas, Coordinación de Comunicación Social, Canal de Televisión, Unidad de Transparencia, Unidad de Estudios de las Finanzas Públicas, y se agrega la Unidad del Consejo Consultivo de Desarrollo Urbano de la Ciudad de México.

El Congreso, recalcó Ballesteros López realizará sus funciones legislativas mediante dos periodos ordinarios, el primero de ellos comprenderá del primero de septiembre al 15 de diciembre, excepto cuando la persona titular del ejecutivo local inicie su encargo, en cuyo caso, podrá extenderse hasta el 31 de diciembre de ese mismo año. El segundo dará inicio el 1 de febrero de cada año y culminará el 31 de mayo.

Cabe destacar que el Congreso de la Ciudad de México tendrá únicamente 31 comisiones ordinarias y nueve comités.

De igual manera la ley contiene nuevas y progresistas figuras y atribuciones  que emanan de la Constitución Local, tal es el caso de los reconocimiento y otorgamiento de la facultad de iniciar leyes a las y los ciudadanos (a través de la iniciativa ciudadana), a la o el Jefe de Gobierno, a las Alcaldías, al Tribunal Superior de Justicia y a los Organismos Autónomos de esta ciudad.

Al razonar su voto a favor, el diputado Raúl Flores del PRD indicó con la aprobación de esta ley se tienen los cimiento para dejar atrás al régimen de un sólo hombre y dar paso  a “un congreso más equilibrado y que reconozca la nueva composición. En la Ley del Congreso se reconoce también el poder ciudadano”, destacó.

En su oportunidad Ernesto Sánchez del PAN reconoció al diputado Ballesteros López por haber tomado las propuestas de todos los Grupos Parlamentarios y afirmó que esta ley viene a fortalecer los principios básicos que necesita la capital “la transparencia, la rendición de cuentas y robustece a un Congreso plural y no autoritario”.

Por su parte Dunia Ludlow  del PRI añadió que a lo largo de los últimos meses se realizó un intenso trabajo y una discusión de fondo para llegar a este dictamen, “esas discusiones pusieron en juego nuestras capacidades para sumar y lograr un consenso a favor de una ley que es constitucional ni más ni menos. El reto no fue menor porque se trataba de elaborar un sistema de normas para que nuestros compañeros del próximo Congreso”.

Néstor Núñez López de Morena felicitó a los integrantes de la Comisión dictaminadora y en especial al diputado Ballesteros López por la apertura y el ánimo siempre de escuchar las opiniones de quienes incluso no integraron las comisiones.

“A 15 años de la publicación de la Ley Orgánica de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal hago uso de esta Tribuna para posicionar al grupo de MORENA con relación a la aprobación de la Primera Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad de México, fruto de la Reforma Política promulgada el 29 de enero de 2017”, afirmó.

La diputada Aleida Alavez integrante también de Morena señaló que el nuevo marco constitucional de la capital del país impone la renovación de los poderes públicos y su entramado jurídico. “No debe ser sólo un cambio estético, sino uno que acerque a las instituciones con sus mandantes, con los propietarios de la soberanía, los ciudadanos.  La participación ciudadana es un valor indispensable de toda democracia, favorecer mecanismos que acerquen a la ciudadanía en el ejercicio de sus derechos y la participación en las construcciones de decisiones que impactan en su desarrollo, debe ser una misión del nuevo Congreso de la Ciudad”, advirtió.

Al hacer uso de la palabra la diputada Mariana Moguel del PRI  pidió reservar los artículos 4, 13, 66, 93 y 104, los cuales fueron discutidos en lo particular  y aprobados también por unanimidad ante el pleno.

“Compañeros diputados, se trata de dar un paso fundamental para el nuevo arreglo institucional del Congreso de la Ciudad de México, una gran oportunidad que tenemos por delante para que sigamos consolidando la visión de género en el trabajo legislativo “, acotó.

A través de las reservas, añadió se busca reconocer y dotar al Centro de Estudios Legislativos para la Igualdad de Género (CELIG) de autonomía operativa.

La propuesta de modificación al artículo 13 reconoce la competencia y atribución que tendrá el Congreso de la Ciudad de México para realizar investigaciones y estudios referentes a la situación de las mujeres y los hombres en la Ciudad de México, a fin de que las leyes u otros ordenamientos legales que expida el próximo Congreso.

La propuesta de modificación a los artículos 4 y 93 reconocen al CELIG como un órgano administrativo y de apoyo legislativo, y la modificación al artículo 66 incorpora en las atribuciones de la Comisión Permanente ratificar también el nombramiento que haga la junta o el encargado del despacho del CELIG de la misma forma en que se hace con los otros órganos administrativos y de apoyo legislativo.

Con lo anterior el Centro de Estudios Legislativos para la Igualdad de Género se estableció será un órgano de apoyo técnico del Congreso de la Ciudad de México, lo que vendrá a fortalecer el trabajo legislativo que hasta la fecha ha venido realizando esta Asamblea Legislativa.

Dejar un comentario